La primavera es una época perfecta para planificar una escapada: se acerca el calor, dejamos atrás el frío invernal, los días son más largos… Por ello, no hay nada mejor que aprovechar estas fechas y visitar una de las ciudades con más encanto de Europa: Lisboa.

Ubicada a la orilla del río Tajo, la capital portuguesa ofrece a sus visitantes multitud de posibilidades. Obligada es la visita al casco histórico en el que se sitúa el barrio de La Baixa, el más céntrico e importante de la ciudad. Aquí se encuentra la famosa Avenida da Liberdade, con sus terrazas y cafés, lugar de reunión de intelectuales y artistas; la Plaza de los Restauradores, la Plaça do Rossio, la Plaza de Figueira y la Plaza del Comercio, son paradas que no hay que evitar antes de coger el Elevador de Santa Justa, un ascensor desde el que se puede disfrutar de una bella panorámica de la zona.

No te pierdas conocer el  Chiado, el llamado “Montmartre” de Lisboa, con su emblemático café “A Brasileira”, y el Barrio Alto, uno de los lugares más atrayentes y modernos de la ciudad, que alberga multitud de locales para disfrutar de una noche de fiesta y, por supuesto, de los famosos fados. La mejor opción para moverse por aquí consiste en coger el tranvía 28, que aún conserva el encanto de los transportes de antaño y recorre los lugares más notables de la ciudad.

Paséate por las maravillosas callejuelas de la Alfama, antiguo barrio de pescadores, y sube al Castillo de San Jorge, desde el que tendrás la capital y el río a tus pies.  Las vistas desde esta edificación, construida en el siglo V por los visigodos, son impresionantes.

Ya en las afueras, adéntrate en Belém, barrio bañado por la orilla del río en el que podrás visitar el precioso e importante Monasterio de los Jerónimos, considerado Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO,  y los monumentos más relevantes de Lisboa, como la Torre de Belém o el Monumento a los Descubrimientos. No te vayas de aquí sin probar los deliciosos Pasteles de Belém o “Pasteis de nata”.

Más moderno, pero no sin menos encanto, es el Parque de las Naciones, lugar de ocio que se creó con motivo de la Exposición mundial de 1998 y en el que se encuentran el segundo acuario más grande de Europa y la Estación de Oriente diseñada por Santiago Calatrava.

Y no hay nada mejor que conocer todos estos sitios alojándose en un hotel desde el que poder llegar a ellos con facilidad. El Vincci Baixa 4* te ofrece todo lo que puedes desear para que tu escapada sea perfecta, ya que se sitúa en pleno centro lisboeta (barrio de Baixa) y a sólo siete kilómetros del aeropuerto.

La ubicación del Vincci Baixa 4* es privilegiada, pues se encuentra en una de las zonas más animadas y bohemias de la ciudad y con numerosas ofertas de ocio. Podrás comprar en cualquiera de sus diversas tiendas  o descansar en sus innumerables terrazas frecuentadas por músicos y artistas. Hacia el norte, además, encontrarás el Rosio, barrio conocido por su gran oferta gastronómica.

Alójate en este hotel y disfrutarás de sus modernas y cómodas habitaciones con una cuidada decoración, de su variedad de servicios, como el acogedor Lounge Bar, y de su restaurante Café do Río, en el que encontrarás una original carta con una gran variedad de platos orientados a todos los gustos.  Y, antes de reservar, no te olvides de consultar las promociones para viajar al mejor precio.

Así que no lo dudes, este mes olvídate del temido síndrome post-vacacional y escápate con Vincci a la cercana Lisboa. La capital de Portugal te espera.

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
  • BarraPunto

Deja un comentario

Tu email no será publicada. Los campos obligatorio tienen asterisco *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>