Mercados Gastronómicos en Madrid: el mercado de San Miguel y otros 5 que quizás no conozcas

Mercado de San Miguel en Madrid

La llegada de las nuevas tecnologías y el reflejo constante de nuestros planes de ocio en las redes sociales han contribuido de alguna manera a que las tendencias gastronómicas, la forma en la que nos relacionamos con la comida y los lugares en los que la degustamos estén cambiando a un ritmo vertiginoso.

Más allá de la opción de ir de tapas, sentarse en un restaurante con una carta cerrada o tomar el brunch un domingo por la mañana, cada vez es más habitual “comer en el mercado”. Lugares que en su día estuvieron reservados únicamente a la tarea de “hacer la compra” se han transformado en espacios gastronómicos en los que además de poder seguir llenando la cesta es posible probar desde los productos más frescos a auténticas delicatesen.

Los mejores Mercados Gastronómicos de Madrid

Siguiendo la estela de otros mercados en Latinoamérica, Asia o Europa -como el Mercado de La Boquería en Barcelona-, Madrid enseguida se sumó a la tendencia de convertir varios de sus mercados tradicionales en los denominados mercados gastronómicos. La capital española cuenta con una numerosa y variada red de antiguos mercados de abastos que hoy en día se han reformado y que no solo son frecuentados por los madrileños, sino que se han convertido en un plan ineludible para los turistas que viajan tanto por ocio como por trabajo.

¿Conoces la ruta por los mercados gastronómicos más importantes de Madrid?

Mercado de San Miguel

Actualmente, prácticamente cada barrio madrileño cuenta con un mercado gastronómico pero el de San Miguel fue el pionero en reorientarse a este nuevo concepto. Casi un centenar de años después de abrir sus puertas como mercado de abastos, el Mercado de San Miguel se convirtió en mayo de 2009 en el primer mercado gastronómico de Madrid.

mercado-san-migel-madrid

Situado en el barrio de los Austrias, en la Plaza de San Miguel, el recorrido por sus más de 30 puestos te lleva desde el mejor jamón ibérico o el marisco más fresco, a los encurtidos más tradicionales, quesos, ostras, pastas frescas, frutas, pescados, vinos, encurtidos, tartas y pasteles llegados desde todos los rincones de la geografía española. Además de llevarse los bocados más sibaritas a la boca, en sus 1.200 metros cuadrados de superficie también es posible disfrutar de actividades tan variadas como catas, showcookings con chefs de primer nivel o talleres culinarios para aprender a hacer distintas recetas.

Si viajas a Madrid y quieres alojarte cerca de El Mercado de San Miguel te proponemos dos hoteles situados en la Gran Vía, a poco más de 800 metros: Vincci Capitol y Vincci Vía 66

Mercado de San Antón

Tras el éxito del Mercado de San Miguel, otros mercados de Madrid siguieron los mismos pasos de la transformación y remodelación en espacios gastronómicos y de ocio. El Mercado de San Antón -situado en la plaza que lleva su mismo nombre, en el barrio de Chueca y a escasos metros de Vincci The Mint– se divide en tres espacios diferenciados: la primera planta está reservada a los puestos de alimentación tradicional; en la segunda, se dan cita distintos puesto de show cooking y take away; y en la tercera, se encuentra el Restaurante – Terraza “La Cocina de San Antón” donde tú eliges el producto en el mercado y ellos te lo cocinan a tu gusto mientras te tomas un cóctel y disfrutas del cielo de Madrid. En sus más de 7.500 metros cuadrados de superficie se dan cita además todo tipo de eventos: desde presentaciones de películas o ruedas de prensa a eventos de moda o cultura.

Mercado de San Fernando

Pedir un bocadillo de secreto ibérico con el filete que tú mismo has elegido hace escasos minutos. Esa es una de las grandes ventajas que te ofrece el Mercado de San Fernando, en pleno barrio de Lavapiés. Un mercado tradicional de abastos en el que concurren puestos de todo tipo -alimentos frescos, productos sin gluten, cosmética, productos artesanos, venta de libros- y en el que se ha buscado fomentar la microeconomía local al convertir dicho espacio en un punto para hacer la compra y mucho más. Desde la organización de eventos y actividades culturales, hasta los encuentros de los propios vecinos para intercambiarse recetas y trucos culinarios.

Mercado de San Idelfonso

Reconvertido en un “Street market food”, el Mercado de San Idelfonso fue uno de los primeros mercados de abastos cubiertos de la capital. Situado en la calle Fuencarral (entre Malasaña y Chueca), este espacio no puede faltar en la lista de los mercados gastronómicos de Madrid de cita obligada. A diferencia del resto de mercados de la lista, en este caso los productos ya están preparados, listos para tomar en el establecimiento o con la opción de “listo para llevar”. Además de la oferta gastronómica merece la pena colarse en una de sus terrazas con jardín urbano en la que disfrutar de un café o un cóctel de vanguardia en un ambiente muy animado y auténtico.

Se encuentra a unos 1000 metros de los hoteles Vincci Soho y Vincci Centrum, ambos situados en una zona perfecta para acompañar la visita al Mercado de San Idelfonso con la entrada a uno de los museos de la ciudad de Madrid.

El Huerto de Lucas

Bajo el concepto de “ecogastrocultural”, el Huerto de Lucas es un mercado ecológico con más de 450 metros cuadrados de superficie en el que se combinan gastronomía, medioambiente, salud y ocio. Acercase al Huerto de Lucas es garantía de poder llenar el carro de la compra con todas las garantías y certificaciones orgánicas -desde alimentos hasta productos de limpieza o cosméticos 100% ecológicos-, al tiempo que se disfruta de uno de sus platos BIO en su Cantina o se aprende sobre el concepto de cultura medioambiental que proponen. Sin duda, un sitio perfecto para tomarse el aperitivo sin dejar de cuidar la salud y el compromiso con el medio ambiente.

Mercado de la Cebada

Adentrase en el Mercado de la Cebada, en pleno corazón del barrio de La Latina, supone recorrer un edificio de dos plantas del siglo XIX en el que se encuentran desde los puestos tradicionales de carnes y charcutería, frutas y verduras, pescados y mariscos hasta los más peculiares – tapicería, relojería, galería de arte, cuchillería o un puesto de venta de vinilos de segunda mano-

Tanto su espacio infantil “Cebada Kids” -en el que se organizan actividades de alimentación saludable o exposiciones temáticas de Playmóbil para niños de entre 4 y 11 años- como la dinamización de su espacio exterior llamado “La ventana de la Cebada” -donde se celebran gran variedad de eventos, ferias y actividades- han convertido a este espacio en una opción alternativa dentro de la ruta por los mercados gastronómicos de Madrid.

Si después del recorrido por los principales mercados gastronómicos de Madrid todavía tienes apetito, Madrid también ofrece opciones culinarias para los paladares más sofisticados y gourmets. Desde el Mercado de Platea -el centro de ocio gastronómico más grande de Europa- hasta una selección de los mejores restaurantes de lujo en Madrid.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *