12 consejos de viaje imprescindibles para preparar tus vacaciones

“Si algo bueno pasa, viajar para celebrar. Si algo malo pasa, viajar para olvidar. Si nada pasa, viajar para que pase”. Cualquier premisa es buena para preparar una escapada de fin de semana, las vacaciones estivales o ese viaje de película con el que llevas soñando toda la vida.

¿Playa, montaña o ciudad?; ¿contrato todas las excursiones, reservo todos los restaurantes?; ¿cuánto dinero nos llevamos?… y ¿la maleta? Las dudas que nos surgen antes de preparar cualquier viaje son interminables. Pero en muchos casos, basta con un poco de organización previa y dejar la mente abierta para disfrutar de la experiencia.

Para que la primera parte de la ecuación sea un poco más llevadera, y tú solo te ocupes de aprovechar la aventura viajera, te proponemos una serie de consejos para preparar tus vacaciones:

Elegir el destino con antelación

Es posible que de repente te encuentres con tres días libres en el calendario con los que no contabas y tengas que planificar la escapada prácticamente de un día para otro. Sin embargo, siempre que sea posible, te recomendamos que elijas el destino de tus vacaciones con suficiente tiempo de antelación. Puede parecer un punto demasiado básico, pero cumplirlo te facilitará el resto de la planificación. En función del lugar elegido, prácticamente el resto de preguntas se responderán solas.

Una buena táctica es que, a principios de año, cuando conozcas el calendario laboral y las vacaciones que te corresponden, empieces a diseñar las posibles escapadas y viajes del resto del año: en pareja, en familia, con amigos… una escapada urbana, un puente a una capital europea, unas vacaciones en la playa, un fin de semana de ruta por la montaña…

Otro tip: es cierto que todos queremos viajar a tierras lejanas y destinos exóticos, pero no descartes lo que hay a la vuelta de la esquina. Una vez que comiences a investigar, probablemente encontrarás que hay cientos de opciones increíbles cerca de casa.

En función del tipo de viaje, pregúntate: ¿Qué tipo de alojamiento necesito?

Cuando viajas a un destino, el lugar en el que te hospedas también forma parte de la experiencia. Lo mejor es también reservar con antelación puesto que los precios serán menores y habrá mayor cantidad de oferta. Por eso te recomendamos que, en función del objetivo y la temática del viaje, escojas el hotel que más se adapte a tus necesidades.

  • Por ejemplo, si estás organizando una escapada en otoño o primavera en la que buscas planes de ocio y cultura, te proponemos: hoteles en Madrid, hoteles en Bilbao, hoteles en Valladolid u hoteles en Granada. Imagina planear un fin de semana de musicales en la Gran Vía y poder hospedarte en el centro de la capital en el pintoresco Vincci Vía 66 o en el emblemático edificio “art deco” en el que reside el Vincci Capitol. Imagina viajar a Bilbao, y poder hospedarte en un hotel con vistas al Guggenheim: entonces tu opción es el Vincci Consulado de Bilbao. Y, ¿qué nos dices de organizar un puente a Granada, y dormir rodeado de elementos típicos de la arquitectura granadina, inspirados en la famosa y admirada Alhambra… en un edificio que evoca los antiguos palacios árabes? Sin duda el hotel Vincci Albayzín responde a dicha descripción.

Vincci Capitol

 

terraza Vincci Consulado de Bilbao
terraza Vincci Consulado de Bilbao

 

  • En cambio, si lo que estás planeando son unas vacaciones paradisiacas en las que disfrutar de sol, playa, relax y riquísimos cócteles, algunas de las opciones pueden ser:

El Vincci Costa Golf de Cádiz, situado en la prestigiosa urbanización Novo Sancti Petri, en el que únicamente tendrás que preocuparte de descansar y disfrutar.

El Vincci Flora Park de Túnez, un resort con encanto, construido con un estilo Árabe-Morisco, muy bien situado al lado de la playa y cerca de Hamammet Túnez.

El Vincci Valdecañas Golf en la provincia de Cáceres, es un complejo de ocio único en Europa que se encuentra a tan sólo una hora y media de Madrid y acoge viviendas, un campo de golf de 18 hoyos, base náutica, piscinas, centro hípico, playa artificial, senderos peatonales y un completo complejo deportivo.

Reservas, billetes y papeles varios: organización

Posiblemente sea una de las labores más tediosas en la organización de cualquier viaje, pero nuestra recomendación es que más vale organizar que lamentarse después. Escanea tus documentos importantes como pasaporte, billetes, reservas e identificaciones y guárdalos en una carpeta, en tu email o en el móvil, pero llévalos siempre contigo. Si viajas al extranjero, comprueba que viajas con seguro médico y que llevas a mano los teléfonos de emergencia.

Planifica el viaje… pero deja hueco para la improvisación

En los tres puntos anteriores no hemos parado de repetir las palabras “anticiparse”, “organizar” y “planificar”. Es cierto que a la hora de hacer turismo y conocer un lugar os recomendamos que previamente hagáis una lista con aquellos puntos de interés, monumentos, restaurantes o rutas que os van a permitir tener una fotografía global de ese destino cuando lo recordéis años después. No hay nada peor que volver a casa y sentir que te perdiste y no hiciste todo lo que querías hacer.

Casi siempre, una buena opción durante los primeros días es hacer un tour a pie gratis, ya que es una forma rápida de familiarizarte con un nuevo destino, aprendes mucho sobre él y descubres algún tesoro escondido.

Aun así, cuando tengas el itinerario preparado, recuerda que estás de vacaciones, el único momento del año en el que posiblemente no estás sujeto a un horario. Consideramos que igual de importante que visitar un monumento es disfrutar del momento improvisado: una puesta de sol, una charla con un desconocido, una cerveza en una terraza que no tenías prevista.

Preparar la maleta ¿el momento más temido?

Con el destino, la duración y el momento del año en el que realizarás el viaje, la maleta se hará prácticamente sola. Aunque los días previos a embarcarte en el viaje consultes las temperaturas para asegurarte del tiempo que os espera, recuerda que en realidad nunca necesitamos tantas cosas como las que nos llevamos. Un buen consejo es que realices una lista con todo lo que debes llevarte: ropa, neceser, cargadores, un pequeño botiquín, etc.

Si se trata de un viaje turístico en el que vas a recorrer metros y metros a pie no olvides calzado cómodo. Si el mayor trayecto que recorrerás será de la playa al chiringuito, no olvides protección solar. Tampoco olvides esa chaqueta del “por si acaso” o esas zapatillas de repuesto. Aún así, si no quieres olvidarte nada a la hora de hacer tu equipaje, te recomendamos que consultes nuestro post de cómo hacer la maleta en vacaciones.

Donde fueres, haz lo que vieres

Por fin has aterrizado en tu lugar de destino. ¡Ya estás de vacaciones y es el momento de disfrutar! Uno de los mejores tips de viajes que te podemos dar es que en cada ciudad, pueblo o rincón que visites trates de acercarte a su cultura, a sus costumbres y sobre todo a sus gentes. Es el mejor recuerdo que te quedará.

Ve a los mercados, pregunta a la gente dónde se come rico y barato y créenos cuando te decimos que nadie sabe mejor de esto que un local. Aléjate un par de calles de los centros turísticos, encontrarás mejores precios y un trato más personal.

Reserva presupuesto para darte un capricho

No podían faltar los pequeños lujos entre nuestros mejores consejos de viaje. Cuando viajamos, nos gustan los caprichos asequibles, aunque eso implique tener que recortar ligeramente del presupuesto en otras áreas. Piensa que a muchos de los lugares que te desplaces no volverás, por lo que hay algunas pequeñas experiencias por las que merece la pena pagar.

Ir a un espectáculo flamenco en Sevilla, cenar en un restaurante de lujo en Barcelona o disfrutar de una sesión de Spa tras esquiar en las pistas de Sierra Nevada. Pequeños placeres a los que no debes de renunciar en tu viaje para que la experiencia sea completa.

Espectáculo en Tablao Flamenco en Sevilla

Spa Wellness - Vincci Aleysa

Fotos, SÍ. Pero guarda en tu retina los momentos más mágicos

Hoy en día sentimos la necesidad de fotografiar cada monumento, cada calle con encanto, cada puesta de sol y cada plato que vamos a degustar. Las instantáneas que captures y publiques en tus redes sociales te ayudarán a visualizar el viaje tal y como fue tiempo después.

Sin embargo, en muchas ocasiones, al estar constantemente tras el objetivo de la cámara también nos perdemos instantes únicos que no disfrutamos al 100%. Recuerda que también puedes hacer fotos “imaginarias”. Se trata de capturar en tu imaginario los espacios que más te llamen la atención, quedarte con su olor, su sonido, su iluminación. Quedarte con la escena completa, con ese momento que siempre regresará a tu mente más allá del feed de Instagram.

¿Gastar dinero en Souvenirs?

Quizás no hay nada más típico que viajar a París y volver con una Torre Eiffel en miniatura o una flamenca de Sevilla. Es más que probable que dichos “souvenirs” acaben finalmente acumulando polvo en el fondo de un cajón o en la estantería más alta del salón porque no pega con el resto de la decoración.

Te recomendamos que no gastes en los típicos recuerdos con el nombre del destino. Compra algo realmente auténtico de la ciudad, con encanto, que cuando lo encuentres en la estantería de casa cinco años después te transmita un recuerdo agradable de ese viaje: un libro comprado en el rastro de Madrid, una cinta de la Virgen del Pilar de Zaragoza, unas postales bonitas que puedes enmarcar y servirte a modo de decoración. Y ¿qué nos decís de que el souvenir elegido sea comida? Posiblemente sea uno de nuestros consejos favoritos de viaje. Comprar algo de gastronomía típica para llevar de vuelta a nuestros familiares o amigos, siempre es un acierto.

Lleva siempre algo de dinero en efectivo

Viajar es sinónimo de llevar las tarjetas de crédito cargadas, pero no olvides llevar siempre algo de dinero en efectivo. En muchas ocasiones con la tarjeta no podrás librarte de pagar determinadas comisiones y estás a merced de que por la Ley de Murphy, en el momento más inoportuno se desactive una banda magnética. El dinero en efectivo es el rey en todo el mundo.

Como consejo adicional, te recomendamos que guardes parte de ese dinero en efectivo repartido en distintos lugares para evitar disgustos ante un posible hurto.

¿Te surge una duda? No lo dudes y pregunta a los locales

Por muchas guías de viaje que lleves contigo, la mejor información siempre te la van a dar los habitantes de la localidad, pregunta sin miedo.

Pregunta, pregunta, pregunta. Deja a un lado la vergüenza, o el “ya lo miro yo en el mapa o en Internet”. Preguntando a quienes viven en un lugar descubrirás cosas que no vienen en las guías turísticas. Como ya te hemos adelantado, relacionarte con la gente del lugar te permitirá formar una experiencia del viaje mucho más rica.

¡Disfruta del viaje y saborea cada momento!

De nada sirve que tengas en cuenta el resto de consejos de la lista si al final no disfrutas del viaje como un auténtico niño. Sea cual sea el destino, la duración del viaje o la compañía, la única premisa que tiene que acompañarte durante todo el viaje son las ganas de aprovecharlo y vivirlo al máximo. Conoce los rincones, saborea la gastronomía del lugar, piérdete por sus calles, habla con los locales y no pares de sonreír. Al fin y al cabo, los viajes se viven tres veces: cuando los soñamos, cuando los vivimos y cuando los recordamos”.

Sigue nuestros consejos de viaje y ¡haz que tu viaje sea inolvidable!

VIAJA. VIVE. VINCCI

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *