Curiosidades de Bilbao: 10 curiosidades que quizás no conocías

Vincci Consulado de Bilbao

Nombrar al arquitecto Frank Gehry o al perrito Puppy cubierto de flores frescas nos traslada a un lugar inconfundible: el Guggenheim, y por extensión a la ciudad de Bilbao. No hay duda de que dicha obra maestra de la arquitectura contemporánea es el símbolo inconfundible de la principal ciudad industrial del norte de España. Sin embargo, sus calles también rezuman gastronomía, cultura, naturaleza y un sinfín de curiosidades de Bilbao que te invitamos a descubrir.

1. ¿Cuántas calles tiene el Casco Viejo de Bilbao? ¿3 ó 7?

Recorrer el entramado del Casco Viejo de Bilbao en la actualidad te lleva por las famosas Siete Calles. Sin embargo, en sus orígenes, solo fueron tres: Somera, Artecalle y Tendería. Fu en el siglo XV, en torno al año 1442 cuando ya se habla del resto de calles que existen en la actualidad: Belosticalle, Carnicería, Barrencalle y Barrencalle Barrena. Precisamente, esa calle Somera, “la calle de arriba”, es la que se reconoce como la calle más antigua de Bilbao. Si hoy en día es un lugar ideal para pasear, tomar el aperitivo o reservar mesa en uno de sus restaurantes, siglos atrás sirvió como parte de la muralla que rodeaba el Primer Bilbao.

2. Más sobre Puppy, el guardián de Guggenheim

Que la famosa escultura floral creada por Jeff Koons se ha convertido en todo un símbolo de Bilbao no es ninguna sorpresa. Lo que quizás no sabías es que, como buen cachorro gigante y presumido de Terrier, cambia de vestuario dos veces al año. En primavera y verano el colorido más alegre se lo aportan las begonias, petunias o claveles mientras que las tonalidades más ocres del otoño/invierno se las proporcionan los pensamientos -una flor que resiste bien al frío y la lluvia-.

3. Pintxos, sí. Pero, ¿desde cuándo?

Quizás uno de los planes más esperado cuando se organiza cualquier viaje a un rincón del País Vasco es “ir de pintxos”. En el paraíso de la gastronomía parece impensable no reservar un hueco en la agenda para pasarse por alguno de sus innumerables bares o tabernas para degustar un delicioso pintxo. Lo que quizás no conozcas sea el origen de esta maravillosa tradición. Antaño, eran las cuadrillas de txikiteros -grupos de amigos- los que cada tarde, después de trabajar -lo que actualmente se conoce como afterwork– se trasladaban de bar en bar tomando un “txikito”, que no era más que distintos ingredientes atravesados con un palillo, buscando la comodidad y evitando que se cayeran al suelo.

4. ¿Cómo se mide el nivel de mar en Bilbao?

Otra de las curiosidades más extendidas sobre la ciudad de Bilbao está relacionada con su altura sobre el nivel oficial. La cifra oficial es que se encuentra a 19 metros sobre el nivel del mar. La curiosidad surge en cuanto a la forma tradicional en el que éste se ha medido. Lo cierto es que siempre se ha dicho que para coger esa medida se había usado el quinto escalón de la escalinata de piedra del ayuntamiento. Sin embargo, a nivel oficial, es necesario avanzar unos metros más, hasta la esquina del propio ayuntamiento -entre la plaza Erkoreka y la calle del Guardia Bernardino Alonso- para encontrar la verdadera respuesta: una placa de metal circular con un clavo en el centro que reza “Gobierno Vasco. Nivelación de alta precisión”. Si viajas a Bilbao busca la placa, es posible que muchos de sus propios vecinos hayan pasado cientos de veces por su lado y todavía no la hayan descubierto.

5. Si paseas por Bilbao y te encuentras una estrella en el suelo…

… quiere decir que te encuentras en la Calle Andra Mari, junto al edificio de la Bolsa. Y estás de suerte ya que es el único punto estratégico de la calle desde la que es posible ver la Basílica de Begoña, patrona del señorío de Vizcaya y que formaba parte del perímetro defensivo de Bilbao durante los asedios carlitas del siglo XIX. Si vas caminando por las calles de Bilbao y descubres dicha curiosidad, aprovecha y hazte una foto.

6. Caer chuzos de punta en Bilbao

Seguramente la expresión “caer chuzos de punta” la has escuchado más de una vez cada vez que diluvia en cualquier lugar. Sin embargo, es posible que dicha expresión cobre un significado especial en la ciudad de Bilbao. En una vitrina del Ayuntamiento de Bilbao, se guardan unas pequeñas lanzas con punta de hierro forjado -denominadas chuzos- y que hace años se utilizaban cuando el alcalde se trasladaba fuera de la ciudad. Al llegar al lugar de encuentro, el alcalde clavaba los chuzos en el suelo, como manera de demostrar su autoridad, aunque no se encontrase en Bilbao.

7. El Athletic de Bilbao vistió una vez de blanco y azul

El principal club de futbol de la ciudad de Bilbao también guarda chascarrillos. Quizás, una de las curiosidades del Athletic de Bilbao que más llama la atención es que la imagen actual de la plantilla vestida de rojiblanco no fue siempre la misma. Cuando en 1898 se fundó el club nació con los colores azul y blanco en su camiseta, al igual que el Blackburn Rovers de Inglaterra. En 1909, a un directivo llamado Juan Elorduy le encomendaron viajar a la isla británica para comprar un lote de camisetas para la próxima temporada, debido a la mayor calidad de los tejidos.  Cuando llegó a la tienda de Blackburn, y comprobó que las equipaciones de dicha tonalidad se habían agotado, decidió adquirir las Southampton, en color rojiblanco, para no llegar de vuelta a Bilbao con las manos vacías. Así pues, desde 1910 el equipo adoptó esos colores.

8. Unos lobos en el escudo de Bilbao

En campo de plata un puente de dos ojos, sumado de la iglesia de San Antón de su color y a su siniestra dos lobos de sable andantes y en palo, sobre ondas de azur y plata… así comienza la descripción heráldica del Escudo de Bilbao. Lo que llama la atención son realmente los dos lobos de sable que se incluyen en posición de palo -uno encima de otro-. Si alguna vez te has preguntado su aparición en el escudo de Bilbao la respuesta tienen que vez con el homenaje al linaje de la Casa de Haro, en cuyo escudo aparecen dichos lobos… aunque con una ligera diferencia: los lobos del escudo de la Casa de Haro incluyen un cordero en la Boca.

9. Un paseo por la Plaza Nueva… o ¿de los Mártires?

En su origen medieval, este espacio de reunión se denominaba Plaza Nueva, es decir, exactamente igual que en la actualidad. Pero hubo un periodo, concretamente durante el franquismo, en el que dicho lugar pasó a denominarse como Plaza de los Mártires. Se dice que a pesar de que en aquella época se colgaron carteles con la nueva denominación, los bilbaínos nunca dejaron de referirse a ella como su Plaza Nueva. Finalmente, fue en 1982 cuando definitivamente recobró su nombre original y los carteles se eliminaron definitivamente.

10. El Señor de los Anillos y Bilbao tienen algo en común

La última de las curiosidades de Bilbao que te presentamos está directamente relacionada con la gran pantalla y los Hobbits. Si eres fan de la obra de Tolkien no te será desconocido el nombre de Bilbo Bolsón. Sin embargo, lo que quizás nunca te has preguntado es el origen de dicho apellido que trae de cabeza a filólogos, historiadores y apasionados de la saga. Si bien es cierto que el origen no está confirmado y existen múltiples teorías, muchas de ellas coinciden en afirmar que Bilbo, el hobbit con el que todo comienza, debe su nombre a Bilbao.

¿Dónde alojarse en Bilbao para conocer estas curiosidades?

Si te faltaban motivos para viajar a una de las principales ciudades del País Vasco y buscar Hoteles en Bilbao, ahora ya no existe excusa.

Además, en el Hotel Vincci Consulado de Bilbao entre el puente de La Salve y el Museo Guggenheim, encontrarás una localización perfecta, muy cerca del centro histórico de Bilbao, en una de las zonas más cosmopolitas y vibrantes de la ciudad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *