Planes con niños en Zaragoza. Las mejores actividades de ocio infantil en Zaragoza

Cuando llega el momento de escoger destino para una escapada de unos días y se viaja con los más pequeños de la casa, es necesario tener en cuenta varios factores. Que el trayecto no sea demasiado largo, que la ciudad se encuentre bien comunicada para poder realizar paseos o moverse en transporte público, y que la lista de planes y actividades para realizar con niños sea lo suficientemente variada para que no se aburran ni un segundo.

Zaragoza es una ciudad que reúne todas esas condiciones. Capaz de generar recuerdos inolvidables de viajes en familia, capturar instantes de una niñez que no volverá y hacerles creer durante unos días que hay vida más allá de los móviles o los videojuegos.

Si vas a pasar unos días en la capital maña con los más pequeños de la casa y buscas un alojamiento en pleno centro de la capital maña, una de las mejores opciones es el Hotel Vincci Zaragoza Zentro. A tan solo unos pasos de los principales centros de interés de la ciudad, el hotel se ubica en un edificio singular de la ciudad de Zaragoza que fue palacio en el s.XVI y conserva en su interior dos columnas pertenecientes a esta época. Con líneas geométricas y colores vivos, el hotel Vincci Zaragoza Zentro transmite un ambiente joven, elegante y cosmopolita para los visitantes a la ciudad.

Si lo que buscas son actividades con las que disfruten todos los miembros de la familia, te proponemos cinco planes que mezclan diversión, cultura, naturaleza y ciertas dosis de historia.

El Parque del Agua y el Acuario de Zaragoza

Concebido como parte del recinto de la Expo Internacional de Zaragoza que tuvo lugar en 2008, El Parque del Agua es uno de los parques urbanos más grandes de España – de punta a punta hay más de 2 km-. A diferencia de otros parques similares, está concebido para que la familia disfrute en él con múltiples actividades. La entrada es pública y gratuita y jamás cierra. Dentro del parque podrás encontrar enormes zonas verdes, zonas de picnic, columpios y toboganes donde correr, jugar y saltar con los más pequeños sin gastar un solo céntimo. No obstante, mientras los niños juegan también podrás una cerveza en alguna de las terrazas que se encuentran a pocos metros de las atracciones infantiles.

Dentro del propio parque, también se encuentra el Acuario de Zaragoza, el acuario fluvial más grande de Europa. En sus 70 peceras se alojan más de 5000 animales de más de 350 especies distintas de fauna fluvial característica de cada uno de los cinco ríos representados: Nilo, Mekong, Amazonas, Murray-Darling y el Ebro. Un plan perfecto para disfrutar con niños que combina diversión y aprendizaje.

Un Bus turístico para niños

Si a un autobús turístico de dos plantas desde la que contemplar la ciudad cómodamente se le añade animación infantil para que los niños vayan entretenidos durante el viaje, el plan se convierte en perfecto para grandes y pequeños. Con salida desde la calle Don Jaime I -a la altura de la Lonja-, y un recorrido de 60 minutos, el Megabus cuenta con la diversión asegurada de su guía más particular: Vera. Una reportera que se encuentra en Zaragoza para grabar un programa en directo de lo más alocado.

Como complemento al recorrido del Megabus, también se puede hacer una ruta a pie por los alrededores de la Plaza del Pilar con la visita Divertour, una visita teatralizado por los alrededores de la Plaza del Pilar. Y si todavía os quedan fuerzas, también es posible optar por la entrada mixta de Megabus + Acuario -15€ los adultos y 12€ los niños de entre 5 a 12 años-.

Un paseo por el Parque José Antonio La Bordeta

También conocido como Parque Grande, es el principal parque de Zaragoza. Su pulmón verde con más de 400.000 metros cuadrados de extensión. Su acceso por el Puente de los Cantautores ya permite hacerse una idea de la magnitud y la belleza de este espacio natural situado en el distrito Universidad.

Además de los múltiples rincones repletos de vegetación, las estatuas que permiten hacer un recorrido por la historia -El Batallador, el gran monumento al rey Alfonso I de Aragón, la Fuente de la Princesa- el Jardín Botánico, o el quiosco de la música, también destacan grandes avenidas arboladas que ofrecen la posibilidad de alquiler de bicicletas y cars a pedales para conocer a fondo el parque con los niños. Además, cuenta con varias zonas de columpios y juegos infantiles.

Subir a una de las Torres del Pilar

Subir a las alturas y estar un poquito más cerca del cielo es un plan a la que prácticamente ningún pequeño de la casa se podrá resistir. En Zaragoza, una de las vistas más impresionantes de la ciudad se consigue subiendo a una de las Torres del Pilar. Después de visitar la Basílica, descubrir que durante la Guerra Civil española cayeron dos bombas en su interior que nunca llegaron a explotar y tratar de adivinar de qué color lleva el manto la Virgen del Pilar -para pedir el posterior deseo-, es totalmente recomendable subir por el ascensor panorámico del Campanario del Pilar. Pagar los 3 euros de entrada y ascender 65 metros de altura merece la pena para admirar sus cúpulas de azulejos y la sombra que proyectan las torres sobre el Ebro. De hecho, una de las mejores horas para llevar a cabo este plan con niños en Zaragoza es al atardecer, antes del cierre a las 20:00 horas.

Descubrir las ruinas romanas de la ciudad

Viajar al pasado e imaginar que todavía paseas por una auténtica ciudad del Imperio Romano: Cesaraugusta. Los vestigios y ruinas romanas que todavía conserva Zaragoza permiten viajar en el tiempo y como si de auténticos exploradores o arqueólogos se tratara. Si tenéis ganas de un plan ameno, instructivo y muy divertido tanto para adultos como para niños te recomendamos que realices el recorrido por los 4 puntos de la ruta romana de Zaragoza: El Puerto Fluvial, el Foro, Las Termas y el Teatro Romano.

No importa los conocimientos que tengáis sobre la historia del Imperio Romano, pues la guía que te acompañará en esta ruta de Cesaraugusta te trasladará a la vida cotidiana de aquellos romanos que vivían en la actual Zaragoza, gracias a la realidad aumentada y a elementos interactivos muy originales. Una experiencia única para disfrutar con niños en Zaragoza.

Si el viaje familiar a la capital maña se prolonga durante algunos días más existen otros planes con niños en Zaragoza: desde pasar una jornada de pura diversión en el Parque de Atracciones, hasta acercarse a Puerto Venecia -donde existen diversos espacios y atracciones para niños de todas las edades-.

Después de tener el destino claro y la ruta planificada, solo falta que reserves el alojamiento tu Hotel en Zaragoza y disfrutéis de vuestra escapada en familia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *