Las mantas de Vincci Hoteles viajan de Santander a Grecia en colaboración con SOS Refugiados

mantas puertochico SOS Refugiados

Aquel día hubo un gran incendio en la selva. Todos los animales huían despavoridos. En mitad de la confusión, un pequeño colibrí empezó a volar en dirección contraria a todos los demás. Los leones, las jirafas, los elefantes… todos miraban al colibrí asombrados, pensando qué demonios hacía yendo hacia el fuego. Hasta que uno de los animales, por fin, le preguntó: “¿Dónde vas? ¿Estás loco? Tenemos que huir del fuego”. El colibrí le contestó: “En medio de la selva hay un lago, recojo un poco de agua con mi pico y ayudo a apagar el incendio”. Asombrado, el otro animal sólo pudo decirle “Estás loco, no va a servir para nada. Tú solo no podrás apagarlo”.

Y el colibrí, seguro de sí mismo, respondió:

“Es posible, pero yo cumplo con mi parte.”

Puede resultar extraño que comencemos el relato con esta fábula; es inusual en este blog. Pero, en este caso, nos parecía necesario emprenderlo así para que os adentréis verdaderamente en la esencia de esta historia. Una historia personal, una historia bonita, que traspasa el corporativismo, que vas más allá del trabajo diario que muchas veces nos ciega sin permitirnos ver lo que realmente importa.

Es la historia de Sara Fernández, nuestra recepcionista de Vincci Puertochico 4* en Santander. Ella es nuestro colibrí. 

vincci puertochico sos refugiados

Mantas para SOS Refugiados

Todo comenzó en Puertochico, el barrio de la antigua población marinera en Santander. Concretamente, en el hotel Vincci Puertochico 4* que se encuentra ubicado en el mismo.


Vistas desde hotel Vincci Puertochico Santander

Con el objetivo de renovar nuestros servicios en el establecimiento, decidimos cambiar las mantas de las camas por edredones. Algo que podría haberse quedado en un cambio sin más, hasta que llegó a sus oídos, a los de Sara, y comenzó la aventura.

Con la idea en su cabeza y la ilusión en su sonrisa, nuestra compañera empezó a organizarlo todo. El concepto era claro: enviarían todas las mantas a las personas refugiadas asentadas en Grecia, colaborando así en la III campaña humanitaria de “SOS Refugiados”, que cuenta con el apoyo de Fundación SEUR.

“Tenía las mantas y el ‘OK’ del director: lo vi clarísimo, no podía no hacerlo, lo tenía en bandeja”, explica Sara, “fue un puzle del que sólo tuve que unir las piezas. Soy un colibrí haciendo mi parte siempre que puedo desde que conocí esa fábula hace años”.

Con el material ya listo, convenció a todo el equipo de su hotel y se pusieron manos a la obra en el empaquetamiento de las mantas que enviarían en un palé (que debía tener unas medidas determinadas), donado por Atecsol, una empresa cántabra.

Reconocen que no ha sido fácil. “Lo peor era que jugábamos con el tiempo en contra, coincidió con una ola de frío y cada día de retraso añadía estrés”, afirma Sara, pero la ilusión y las ganas de poner su granito de arena como el colibrí de la fábula les daban la fuerza suficiente para que no les importase ni el estrés ni el trabajo.

IMG_20170201_144605

Un equipo comprometido

El equipo se involucró muchísimo. La gobernanta, Mar, era la encargada de guardar cajas para después meter las mantas; los chicos de cafetería forraron con papel de film el palé una vez listo para armar el bloque; y todos ayudaron a Sara, a documentar con pegatinas las cajas con contenido, número de caja, destino, origen, etc.

“Ha sido un proyecto muy bonito y todo el equipo ha participado con mucha ilusión, cada uno con lo que ha podido”, explica el director de Vincci Puertochico 4*, Miguel Hernández.

“Fabriqué una hucha para que todos los que quisieran pudieran colaborar con la causa, pudieran hacerlo”, detalla nuestra protagonista. El objetivo era conseguir la recaudación para el envío de las mantas. Y lo lograron, ¡claro que lo lograron! Recolectaron más dinero del necesario para el transporte con los donativos de todos los empleados del hotel. “Del dinero recaudado, se usó parte para costear el barco de Valencia a Grecia (la parte Santander-Valencia la asumió SEUR) y el resto se ingresó en la cuenta de SOS Refugiados igualmente para que lo invirtieran en lo que consideraran oportuno”, explica Sara. 

IMG_20170201_150528

Un mensaje para todos

Estas son las historias que marcan a una empresa, que unen a un equipo. Grandes personas con grandes iniciativas que hacen de una corporación algo más.

“Somos muchos colibríes en el mundo haciendo nuestra parte y entre todos podemos apagar incendios, sólo hay que correr la voz y querer ayudar, cada uno como pueda y sepa, pero siempre hay algo por hacer. Sólo hay que hacerlo”, afirma Sara.

Este es un acto más que se suma al trabajo solidario que desde hace años llevamos a cabo en Vincci Hoteles. En esta ocasión, no tenemos voz suficiente para gritar el GRACIAS gigante que te mereces, Sara. Y a vosotros, el equipo de Vincci Puertochico 4* Santander, por poner vuestro granito de arena en esta bonita historia.

¿Volvemos a por agua, colibríes? Tú también puedes colaborar.

Si quieres conocer otras iniciativas de la cadena similares, entra aquí.

IMG_20170201_135309

recolecta refugiados

IMG-20170203-WA0003

IMG-20170203-WA0004

IMG-20170203-WA0002

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *