¡Empleados de Vincci Hoteles confiesan anécdotas y locuras vividas en el hotel!

anécdotas de hotel Vincci Hoteles

Hoteles… Lugares de paso donde se cruzan infinidad de personas… Cada una con una historia diferente, distintos gustos, en momentos de buen humor, en momentos difíciles, momentos de pasión, de viaje de placer o por trabajo.

Imagina la cantidad de situaciones que un hotel puede albergar ¡Si las paredes de los hoteles hablaran, probablemente podríamos hacer con sus declaraciones el mayor estudio sociológico que nunca se haya hecho, pero de momento, vamos a respetar su silencio y nos limitaremos a contar anécdotas vividas y confesadas por empleados de Vincci Hoteles,  que tienen muchas muuchas que contar.     

Hace ya 8-9 años una clienta alemana que se alojaba en el hotel Vincci Lys4* de Valencia quedó tan satisfecha del body milk que nos compró varias cajas y se las llevó a su país. Pero más loco todavía fue el día que una clienta, nos llamó desesperada porque se había quedado encerrada en la terraza. La buscamos por todos lados y no había forma de encontrarla… Finalmente resultó que se alojaba en un hotel cercano y llamó al nuestro por error.

En muchas ocasiones nos piden poner alguna atención en la habitación antes de que llegue el cliente: flores, pétalos de rosa, botella de cava o tarjetas de felicitación pero lo más curioso que nos han pedido poner ha sido ¡la foto de un Lemur!

Pero el que sin duda se lleva la palma en lo que anécdotas se refiere es el hotel Vincci Capitol 4* de Madrid. Solo por el lugar en el que se encuentra alberga a personas tan variopintas que nos ha regalado todo tipo de situaciones.

¡En alguna ocasión nos han preguntado si es el hotel donde se rodó la Bella y la Bestia!

Vincci Capitol4* Madrid

Una noche apareció un cliente desnudo en recepción porque se había quedado encerrado fuera de la habitación, hubo que bajar por los panorámicos a por la copia… Le prestamos un chubasquero para que pudiera volver a subir en mejores condiciones de nuevo a su habitación. Otra noche un cliente de empresa bajó a recepción en albornoz con la almohada y la manta y se acostó en el sofá de recepción. El mozo de noche se acercó incrédulo para decirle que allí no podía dormir y el cliente casi llorando le pidió que por favor le dejara quedarse ya que su compañero de habitación roncaba tanto que no podía dormir…

Recepción Vincci Capitol 4*

En la entrada y en el desayuno tenemos unos jarrones con piedras del tamaño de dados a modo de decoración. Hace unos meses se quejó un cliente (en recepción y en tripadvisor) de que los caramelos del desayuno estaban demasiado duros…

Pero si hay un día inolvidable para el Vincci Capitol fue aquel en el que un cliente dejó a la mujer en recepción y se fue a buscar el coche al parking. La mujer estuvo una hora esperando…Al cabo de una hora su marido llamó y le comunicó que se encontraba en la autopista… ¡Se había olvidado de pasar a  recogerla!

Como veis, son muchas las cosas que pueden ocurrir en un hotel. Estos lugares de paso que se convierten en campamento base de vacaciones y viajes de negocios, dan lugar a un sinfín de divertidas situaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *