Carolina Corral (Vincci Marítimo 4* Barcelona): “Este parón temporal de una parte de mi vida, ha hecho que me decidiera a dar el paso de ayudar a los demás”

Los tiempos difíciles siempre nos dejan algo de luz. Y para nosotros, esa luz, está llegando en forma de historias. Historias en las que miembros de nuestros equipos son los protagonistas. Muchos de nuestros empleados han dedicado, y lo siguen haciendo, su tiempo a ayudar a los más necesitados, demostrando ser un ejemplo para toda la sociedad en estos delicados momentos. Nosotros les damos voz a esas historias que cada día nos inspiran.

Hoy conocemos a Carolina Corral, segunda jefa de recepción de Vincci Marítimo 4* (Barcelona), quien está haciendo voluntariado en la Cruz Roja, concretamente en el Banco de Alimentos. Carolina se ha dedicado a colaborar con campañas de organización y distribución de alimentos a las familias más vulnerables y realizando, también, atención telefónica a las personas que solicitan algún tipo de ayuda.

Carolina Corral, 2ª jefa de recepción de Vincci Marítimo 4*.
Banco de Alimentos de Cruz Roja.

Paralelamente, ha colaborado en una maravillosa campaña en contra de la soledad de las personas mayores. “La labor de esta campaña era acercar a personas mayores, con los mismos gustos y preferencias, a través de una rueda de llamadas donde nosotros les dábamos las indicaciones de a quién tenían que llamar cada día. Me ha parecido una gran iniciativa y ha sido muy divertido”, nos cuenta Carolina.

Se trata de su primer contacto con el voluntariado, pero estas circunstancias la han dado el impulso que necesitaba: “Siempre me ha llamado la idea de poder ayudar a personas que lo necesitan, pero nunca me había decidido, ya que disponía de poco tiempo libre. Este parón temporal de una parte de mi vida ha hecho que me decidiera a dar el paso de ayudar a los demás” explica Carolina.

Nos confiesa que ahora su forma de pensar ha cambiado y ha adaptado “la nueva normalidad” a su filosofía de vida:  “Todo esto me ha hecho ver las cosas desde otra perspectiva, valorar y sentirme afortunada de la vida que llevo y de las personas que tengo a mi alrededor”. Toda una lección de humildad y de conciencia social.

Asimismo, “durante el tiempo que llevo en el voluntariado me he dado cuenta de la gran labor que hacen y lo gratificante que es ayudar, aportando un poco de tu tiempo a los demás”. “He vivido en primera persona como hay mucha gente que lo está pasando realmente mal y esto es duro, porque por un lado sientes pena y, por otro, una enorme gratitud por lo que tienes”, concluye Carolina.

El mensaje que nos quiere transmitir a toda la familia Vincci Hoteles, y a la sociedad en su conjunto es: “No corras, siéntate a contemplar todo lo que te rodea y aprende a valorarlo”. Una reflexión que transmite la importancia de las cosas que, a veces, dejamos pasar por ir al ritmo frenético que nos impone nuestra sociedad. Ojalá este confinamiento nos haya servido a todos para aprender a vivir experiencias, sin poner excusas… Como Carolina… ¡Gracias por tu testimonio!

                 COLABORA. VIVE. VINCCI

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *