Antonio Muñoz, maitre de Vincci Soho 4* Madrid: “Cuando más me emocionaba era cuando hablaba con los bomberos que repartían la comida a los más necesitados”

No nos cansamos de repetirlo: el capital humano de Vincci Hoteles es increíble. La disposición de nuestros empleados durante la pandemia para ayudar a los más desfavorecidos ha sido incansable. Nos sentimos tremendamente orgullosos del pequeño granito de arena que han aportado estos meses y es por eso que queremos seguir compartiendo alguna de esas historias que nos ayudan a ser mejores, historias que de verdad nos INSPIRAN.

Antonio Muñoz, maitre de Vincci Soho 4* Madrid.

Hoy compartimos la historia de Antonio Muñoz, maitre y sumiller del hotel Vincci Soho 4* de Madrid. Antonio no ha dudado ni un segundo en colaborar con la ONG World Central Kitchen. Esta organización, con base en Washington y cuyo máximo responsable es el cocinero español José Andrés, se dedica a producir menús para los más necesitados. En España cuenta con varias sucursales y en Madrid los encargados de ejecutar su trabajo es el Grupo Arzábal.

Comencé a colaborar con ellos al mes de empezar el confinamiento. Había mucha gente ayudando desinteresadamente, tanto del sector hostelero, como de otros sectores”, nos cuenta Antonio.

El Grupo Arzábal ha puesto al servicio de esta ONG sus cocinas centrales en Madrid, donde se reciben productos donados de proveedores y se ejecutan diariamente varios menús que recogen los bomberos de Madrid, y varias asociaciones de ayuda al ciudadano, para entregar directamente en domicilios o albergues.

El trabajo de los voluntarios, que colaborábamos de lunes a domingo, ha consistido en recibir el producto, almacenarlo, elaborar los menús y embalarlos para su distribución”, destaca Antonio, que da las gracias al Grupo Arzábal por prestar sus instalaciones para esta labor.

Una tarea diaria de ayuda desinteresada en la que, como nos cuenta Antonio: “Lo que más me impresionaba era lo que me contaban los bomberos que repartían comida a personas con necesidades. Cuando hablaba con ellos es cuando más me emocionaba”.

 

Lo que queda claro es que, sin la colaboración ciudadana ni el apoyo de los servicios de emergencia y bomberos, esta asistencia no habría sido posible. El mensaje que quiere transmitirnos Antonio es muy claro: “Quiero resaltar el apoyo de toda la gente que había allí, con el trabajo de equipos de más de 50 personas voluntarias todos los días”.

Antonio, infinitas gracias por tu solidaridad. Tu generosidad te hace grande.

                       COLABORA. VIVE. VINCCI

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *