El mar, ese espacio profundo, enorme y misterioso ha despertado la curiosidad y la imaginación del ser humano desde tiempos inmemoriales, forjando leyendas y romances que han resistido al paso del tiempo. Aún hoy en día, y a pesar de todos los avances técnicos, el mar sigue guardando muchos secretos.

Si te interesa el apasionante mundo del mar, la navegación y la fauna marina una buena opción es acercarte al  Museo Marítimo de Cantabria, ubicado en Santander. Es uno de los más importantes y completos de España y se encuentra muy cerca de nuestro hotel Vincci Puertochico.

Un plan perfecto  también para los niños
Además,  si viajas con niños es perfecto porque puedes aprovechar  y  apuntarlos a los talleres matinales  “Conoce el Cantábrico”. Se celebran desde el 27 de junio hasta el 9 de septiembre y  tienen un montón de actividades orientadas a niños de entre 5 y 11 años, entre las que se incluyen salidas a la mar en la goleta “Cantabria Infinita”. Sin duda una buena opción si viajas con los más pequeños de la casa…

Un museo muy completo
Las propuestas de este museo son ricas y variadas, podrás aprender mucho sobre la vida marina y la relación que el hombre ha mantenido con el mar a través de siglos y siglos de historia. En la planta 0 puedes contemplar flora y fauna marina viva gracias a sus 20 acuarios donde se recrean  distintos entornos naturales submarinos, desde la orilla hasta los fondos de la plataforma a 100 metros de profundidad. En las salas de biología dedicadas al zoólogo Augusto González de Linares (fundador y primer director del museo hasta su muerte en 1914) puedes observar la evolución de los estudios biológicos marinos a lo largo de los siglos XIX y XX, comprobando cómo las técnicas modernas de investigación permiten mostrar la gran diversidad de la vida submarina del Cantábrico.

La primera planta está dedicada a las gentes del mar, aquellas personas que hicieron y hacen de la pesca y el marisqueo su profesión y medio de vida. El museo refleja la evolución de esta profesión desde las primeras comunidades humanas que se enfrentaron al mar. El oficio, pesca, instrumentos, embarcaciones, formas de vida tradicional y procesos de comercialización son sólo algunos de los temas tratados en esta planta.

La historia de la navegación también está muy presente en este museo y por ello en la primera planta también tienes la oportunidad de conocer cómo eran los puertos de la zona cantábrica hace 2000 años, qué tipo de barcos transitaban sus costas, cómo se hacía la guerra en alta mar y el pillaje de la piratería, cómo funcionaba el comercio, los gremios y las instituciones, etc.

Por último en la segunda planta se encuentra un espacio dedicado a los deportes náuticos y la vanguardia tecnológica aplicada al mundo de la navegación y los innovadores sistemas de construcción de la industria naval. Para finalizar tu marcha por el museo, puedes pasarte por la cafetería-restaurante y descansar en la terraza de esta última planta, el lugar idóneo para relajarte y disfrutar de todo lo que has aprendido durante tu visita.

Vincci Puertochico y un entorno inigualable
El Museo Marítimo de Cantabria de Santander se encuentra situado entre el promontorio de San Martín y la playa de los Peligros, muy cerquita como hemos dicho al principio del Vincci Puertochico. Mirando a la bahía, Puertochico es  un pequeño hotel  con mucho encanto que está decorado al estilo de los modernos hoteles-boutique y que cuenta con una ubicación privilegiada. Podrás moverte a pie y llegar en pocos minutos no sólo al Museo Marítimo de Cantabria, sino también a las playas y las zonas con la mejor oferta gastronómica y comercial de Santander.

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
  • BarraPunto

Deja un comentario

Tu email no será publicada. Los campos obligatorio tienen asterisco *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>