La alfombra roja de los Oscar descansa tras su 86ª edición, una jornada llena de glamour, emoción, alegrías, decepciones y fiesta. Son muchas las estrellas de Hollywood que hoy amanecerán con una figurita que no solo decorará el salón de sus casas para el resto de su vida, también dará sentido a todos sus esfuerzos y marcará su carrera profesional.

Tras un día de película, en Vincci Hoteles no hemos podido evitar acordarnos de aquellos hoteles que un día fueron escenario de increíbles películas y albergaron a grandes maestros del cine que inmortalizaron historias únicas.

Una de estas ‘perlas’ es una de las mejores comedias de la historia: ‘Con faldas y a lo loco,’ cuyo rodaje se desarrolló en el Hotel del Colorado en San Diego, California. Billy Wilder, Marilyn Monroe, Jack Lemmon y Tony Curtis hicieron de este hotel un lugar emblemático.

Viajamos a Tokio para conocer otro hotel de cine, el Park Hyatt, escenario de la oscarizada película ‘Lost in Translation’. Es en el bar de este hotel donde Bob Harris (Bill Murray) y Charlotte (Scarlett Johansson) se encuentran y establecen una relación que se irá estrechando a lo largo de los días tras conocer juntos la ciudad y compartir el vacío de sus vidas.

Otro hotel que ha ganado fama mundial por ser el escenario privilegiado de una película es el Fontainebleau de Miami, donde el delincuente y homicida Tony Montana, interpretado por Al Pacino, discute en ‘Scarface’ con Manny (Steven Bauer) en una piscina rodeados de mujeres.

Imposible olvidarse, asimismo, de una de las historias de amor más legendarias de la historia del cine: ‘Pretty Woman’. En la lujosa Suit Presidencial del hotel Regent Beverly Wilshire, Richard Gere, interpretando a un millonario, se enamora de una preciosa y alocada prostituta, papel con el que Julia Roberts fue nominada al Oscar como mejor actriz.

Pero sin duda, el Oscar al mejor hotel que albergó una película se lo otorgamos al Vincci Capitol 4*, de Madrid. Aquí fue donde Álex de la Iglesia dirigió una de las escenas más míticas del cine español. Un desatado Santiago Segura se cuelga junto a sus acompañantes del cartel de Schweppes situado detrás de las dos suits más demandadas de la capital. No es difícil de imaginar la que organizaría el que luego sería protagonista de la saga ‘Torrente’ en las plantas diez y once del edificio Capitol de la Gran Vía durante el rodaje de la genial película ‘El día de la Bestia’.

 

 

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
  • BarraPunto

Deja un comentario

Tu email no será publicada. Los campos obligatorio tienen asterisco *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>