Las vacaciones de verano pueden haber quedado atrás, pero en Vincci queremos ayudaros a sobrellevar la vuelta a la rutina proponiéndonos hacer lo que más os gusta: viajar. Y es que septiembre es un mes ideal para hacer una escapada de fin de semana que nos ayude a prolongar esa maravillosa sensación de estar todavía de vacaciones. Hoy, por ejemplo, os proponemos visitar Salamanca, una ciudad de gran belleza y atractivo con mucho que ofrecer. ¿La conoces?

La llamada “ciudad universitaria” está llena de vida debido a los numerosos estudiantes, muchos de ellos extranjeros, que, cada año, se instalan en la urbe, lo que hace que se convierta en un nexo de unión entre lo tradicional y lo cosmopolita.

El interés de Salamanca es tal que es considerada por la Unesco Patrimonio de la Humanidad. Lo primero que el viajero tiene que visitar cuando llega a la urbe es su famosa Plaza Mayor. De estilo barroco y originaria del siglo XVIII, es el lugar de encuentro de muchos salmantinos y nunca está vacía. Adéntrate desde aquí en las preciosas calles de la ciudad y admira la fachada de la Casa de las Conchas, para continuar hacia la Catedral Nueva, de estilo gótico y construida entre 1513 y 1733.

Uno de los edificios más famosos de Salamanca es su Universidad, donde, como todo turista, tendrás que pararte unos minutos para encontrar la rana entre los numerosos elementos decorativos que llenan la portada de estilo plateresco. Se dice que quien la vea sin ayuda aprobará todos los cursos. Después sigue hasta la Catedral Vieja, de estilo románico, y continúa hasta la Clerecía, considerada una de las obras capitales del barroco español.

No te puedes ir sin visitar los preciosos conventos de Úrsulas, de las Dueñas (con uno de los claustros más impresionantes del renacimiento), y el de San Esteban, o la Iglesia de San Benito. También es interesante pasear por Salamanca sin rumbo e ir descubriendo sus múltiples iglesias, palacios o edificios, todos ellos de gran interés arquitectónico y artístico.

Tampoco te vayas sin haber probado las deliciosas tapas. Las zonas más concurridas y conocidas para tapear son los alrededores de la calle Van Dyck, donde destacan los bares que ofrecen carnes a la brasa, y los aledaños de la Plaza Mayor, donde podrás degustar pinchos de todo tipo.

 

Y después de una jornada intensa de turismo, toca descansar y recuperarse para el día siguiente. Para ello, necesitas un buen hotel, como el Vincci Ciudad de Salamanca 4*, donde encontrarás habitaciones modernas, muy cómodas y luminosas, con baños que destacan por su amplitud. También podrás disfrutar de Bar Lounge y garaje.

Además, está situado a 15 minutos andando de la Catedral, por lo que tendrás todos los sitios cerca. Si prefieres desplazarte en transporte público tienes en la puerta una parada de taxi y de autobús.

Y si vas a Salamanca por negocios, Vincci también es tu mejor opción, pues nuestro hotel está cerca del Palacio de Congresos y dispone de salas de reuniones totalmente equipadas. Además, antes de reservar, consulta nuestras promociones para que puedas alojarte al mejor precio.

Anímate y sigue nuestro consejo: escápate a Salamanca de la mano de Vincci y empieza el otoño de la mejor manera.

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
  • BarraPunto

Deja un comentario

Tu email no será publicada. Los campos obligatorio tienen asterisco *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>