Hoteles en Lisboa

Lisboa

Inicio / Hoteles / Portugal / Lisboa

Vincci sólo ofrece hoteles de 4 y 5 estrellas en Lisboa

Vincci Baixa

Rua Do Comércio, nº 32 a 38 Lisboa, 1100-150 Portugal
T. +351 218 803 190

Hotel boutique lleno de encanto en pleno centro de Lisboa.

Sobre Lisboa

Sobre Lisboa

LISBOA ETERNA

Lisboa, capital de nuestro vecino país, es una de las ciudades más vibrantes de Europa. Mezcla de gentes y culturas todavía se pueden apreciar los vestigios de su pasado colonial a la vez que se puede descubrir una innovadora corriente cultural y artística que esta transformando la ciudad día a día.

Lisboa es una ciudad para descubrir a pie, callejeando, paseando, en sus tranvías; es una urbe cosmopolita que acoge a los foráneos ofreciendo una calidez en el trato única.

Leer más

RUTA TURISTICA

Barrio alto
Es aquí donde se mueve la modernidad de Lisboa, el lugar donde nacen las tendencias. Es un barrio para callejear, para descubrir sus tiendas, librerías, restaurantes étnicos y sobre todo sus bares, muchos bares, con multitud de actuaciones cada noche.

Chiado
Este es el barrio chic de la ciudad, donde ver y ser visto. Aquí encontrará tiendas curiosas, cafés emblemáticos y restaurantes de lujo. Hay dos cosas que no debe perderse, el convento do Carmo, casi destruido en el famoso terremoto de 1.775, que es un notable ejemplo de arquitectura gótica y, por supuesto, el famoso elevador de Santa Justa. Una de las maneras de acceder al barrio y quizás la más típica, es mediante este ascensor, único en Europa realizado por un discípulo de Eiffel.

Baixa
Centro neurálgico de la ciudad, destaca su estructura racionalista, tan diferente del eclecticismo del resto de la ciudad. Ello se debe a la labor constructora del Marqués de Pombal, que tras el famoso terremoto que asoló la ciudad, se empeño en crear un barrio a imagen y semejanza de las mejores ciudades de Europa. Hoy la Baixa es punto de encuentro de los lisboetas, su arteria principal, la rua Augusta, es paso obligado tanto para los visitantes como para los del lugar, debido a la multitud de tiendas y locales que la habitan.

Los Miradores
“Sobre siete colinas, que son otros tantos puntos de observación desde donde se pueden disfrutar magníficos panoramas, se extiende la vasta, irregular y multicolor aglomeración de casas que constituye Lisboa…”  escribía Pessoa. Curiosamente siete colinas al igual que Roma, México D.F. y Madrid, son guardianas de la ciudad y punto ideal para poder admirar este bello lugar. Sobre estas colinas se encuentran miradores perfectamente acondicionados. Entre los más famosos se encuentran el de Santa Justa, que es una magnífica atalaya para observar la Baixa, la colina del castillo y su entorno; el de San Pedro de Alcántara, desde el cual se divisa el castillo de San Jorge, con unas panorámicas completas del lado urbano y más antiguo de la ciudad, y el de Santa Catalina desde donde se puede admirar el río, los barrios de San Paulo y Lapa.
Santa Catalina tiene una agradable terraza en la que poder descansar y tomar algún refrigerio antes de seguir el camino.

El Castillo de San Jorge
Éste es uno de los siete miradores de la ciudad, el más alto y quizá el que tiene las vistas más espectaculares de Lisboa. Clasificado como Monumento Nacional, el castillo denominado popularmente como la colina del mismo nombre, es uno de los monumentos más populares de la ciudad. Actualmente su visita incluye el acceso a los restos arquitectónicos, la visita a los jardines y miradores, un espectáculo multimedia y una cámara oscura. Imprescindible.

Barrio de Belem
Antigua villa en las afueras de la ciudad, es hoy un barrio plenamente integrado en la vida de la ciudad. Debe su fama a que era el punto de partida de las expediciones del famoso marino Vasco de Gama, debido a ello el monarca Manuel I mando levantar el monasterio de los Jerónimos, de indudable belleza y ejemplo del gótico manuelino, y la torre de vigilancia. Ambos son patrimonio de la UNESCO. El recorrido no debe finalizar sin visitar el Museo de Carruajes, único en su género. En la Fábrica de Pasteles de Belem, podrá degustar sus deliciosos dulces con un buen café.

BREVE OCIO

Mercadillo Feira da Ladra
Cuentan que debe su nombre, A Feira da Ladra, a su origen como lugar donde se comerciaba con objetos robados y bullía el mercado negro. Hoy es el mercadillo más conocido de Lisboa.

Situado en el Campo de Santa Clara en el barrio de la Alfama, abre todos los martes y sábados desde el amanecer hasta el anochecer. Una sucesión de puestos nos ofrece prácticamente de todo; desde móviles a antigüedades o libros, pasando por ropa de ocasión, cuadros, artículos de artesanía, música...
Es un mercadillo donde todavía se puede, y se debe, regatear el precio y donde muchos particulares, sin necesidad de licencia, venden directamente aquellas cosas que ya no usan.